jueves, 22 de noviembre de 2012

El cooperativismo como forma de generar empleo


Esta mañana me he acercado al barrio de Esperanza para hablar con mi nueva entrevistada y que me cuente cuál fue el motivo que le movió a iniciar el camino de la "emprendiduría". Hoy, os presento un proyecto encaminado a prestar diferentes servicios a centros de enseñanza pública a través del cooperativismo. Una nueva forma de emprender haciendo de las sociedades cooperativas nuevas fórmulas de generar empleo, teniendo entre sus prioridades las recogidas en la Ley 4/1999. : Dotar a la cooperativa de todos los mecanismos necesarios que permitan su desarrollo empresarial, profesionalizar su gestión.
Velar y ejercer los controles reglamentarios para garantizar un modelo de gestión democrático de las cooperativas.Incentivar la formación de sus recursos propios. Y defender el derecho de los socios a la participación en la distribución de excedentes de ejercicios en proporción a los servicios cooperativos, previo acuerdo de la Asamblea general.

La protagonista de mi nuevo post se llama Ruth y trabajó durante trece años como secretaria en los servicios médicos del Real Madrid, que fueron externalizados hace seis años para integrarse en Sanitas. Con esta medida,  su futuro estaba claro, pasaría dos años engrosando las listas del paro de este país. A lo largo de este tiempo conoció a la que es su actual socia, Carmen, con la que se decidió a dar el paso de "emprender".

El ser madre de dos niñas pequeñas escolarizadas en un colegio público le introdujo en el mundillo de la  Asociación de Padres de Alumnos  (APA) y, posteriormente, en el Consejo Escolar del mismo centro. Me comenta, que en aquel entonces, existía una pequeña empresa que era la que prestaba sus servicios. Después de meses, trabajando de manera voluntaria para la Asociación y viendo que había había muchas cosas en las que se podía mejorar, el colegio le ofreció la posibilidad de hacerse cooperativista y avanzar en la gestión de los servicios, asociándose a la Cooperativa Cultural Vecinal del Barrio de la Esperanza (COCUVE).

Ruth me indica que "al principio, COCUVE se hizo cargo de las actividades de Villa Rosa y campamentos de verano. El éxito que tuvo, nos hizo plantearnos incorporar a estas actividades las clases extra escolares". Me asegura que en todo este tiempo, desde su incorporación a la cooperativa, han intentado ampliar el radio de acción hacia otros colegios, pero se han encontrado con una gran competencia: "Este es un sector que no estaba muy explotado, en el que las empresas que realizaban estos servicios pagaban a sus trabajadores muy poco, entre 8 y 9 euros la hora, lo que iba en detrimento de la calidad ofrecida".

Como cooperativistas se han beneficiado de su condición, Ruth me dice que "es una Asociación Cultural Vecinal. Por ello, tenemos una serie de ventajas, que no se darían si creásemos una empresa".

Me indica que "la crisis se está dejando sentir dentro del sector. Esto no deja de ser un artículo de lujo, ya que hacen uso de nosotros aquellas personas que trabajan y necesitan tener cubiertos determinados horarios. Lo que sucede ahora, es que se ha iniciado un guerra de precios, en la que empresas fuertes entran  abaratando el precio de sus servicios y, por supuesto, de sus calidades. Nosotros no podemos competir de esa manera y nos negamos a trabajar a 8 euros la hora, es prácticamente regalar nuestro trabajo. Verdaderamente, el pequeño empresario lo tiene muy complicado".

Actualmente, Ruth me comenta que les gustaría ampliar sus servicios a otros colegios públicos de la zona, en estos momentos en manos de grandes empresas. Pese a que la competencia es grande, su propuesta es ofrecer precios más asequibles y mejores prestaciones.


En un país como España, en el que el 80% del tejido empresarial lo integran PYMES y autónomos, sería conveniente hacer una apuesta fuerte por el pequeño comercio e incorporar la filosofía del cooperativismo como una forma más de generar empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada