lunes, 15 de julio de 2013

Y después del Inspiration Day de Womenalia... hacia su internacionalización

Hace unos días se cumplió un mes de la realización del gran acontecimiento desarrollado por segundo año consecutivo por Womenalia. Para esta ocasión el marco elegido fue el Teatro Circo Price de Madrid, situado en la emblemática Ronda de Atocha. Su interior acogió un espectacular despliegue de medios para conseguir fomentar y promover el networking entre las mujeres profesionales y lograr un soplo de inspiración a través del cual  llevar a cabo proyectos creativos y originales, eso sí, siempre basados en el esfuerzo y el tesón para su consecución.

Así que, inquieta y deseosa de vivir esta experiencia, salí de casa para encaminar mis pasos hacia la Ronda de Valencia desde la plaza de Embajadores. La mañana era fresca aunque agradable. Las calles empezaban a llenarse de vida y poco a poco las aceras se fueron poblando de viandantes, gente bulliciosa e inquieta, que anunciaba el inicio de un nuevo día. En mi caminar hacia el Teatro, escuché la apertura de los cierres de centenares de comercios que obstinadamente se aferran a seguir existiendo,, convencidos de que hoy será mucho mejor que ayer y observé a decenas de jóvenes revolotear impacientes ante las puertas de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial, deseosos por confirmar si los resultados de este curso han sido los deseados.

Todas estas imágenes se iban agolpando en mi retina, cuando me encontré ante las puertas del Teatro Circo Price, un  proyecto que se hizo posible gracias a la colaboración de las Administraciones Públicas, mediante convenio entre el Ministerio de Cultura (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música) y el Ayuntamiento de Madrid suscrito el 2 de junio de 1999, por el cual el Ayuntamiento adquirió la finca situada en el número 35 de la Ronda de Atocha, que ocupaba la antigua fábrica Pacisa, condicionado a la construcción del circo estable.




Las obras del nuevo Teatro Circo Price se inician, según el proyecto del arquitecto Mariano Bayón, en 2002. La inversión total de más de 25.000.000 euros por parte del Ayuntamiento de Madrid dota a la ciudad de un singular espacio escénico, y la incorpora a la red de capitales, como Paris con su Circo de Invierno, Bruselas, Munich y el Circo Krone, Ámsterdam, el Coliseo de los Recreos de Lisboa, o Budapest que, sin embargo, han conservado sus circos construidos a fines del siglo XIX y principios del XX; así como Londres, Viena, Manchester o Copenhague, que también cuentan con sus circos estables. Por fin, en Navidades de 2006 el nuevo Teatro Circo se abre por primera vez al público durante unas semanas con un espectáculo circense y una exposición. La inauguración oficial se llevaría a cabo unos meses después, en marzo de 2007.

Estaba deseosa por cruzar el umbral de esas puertas, impaciente por conocer ese mundo de inspiración profesional femenino para el fomento de proyectos de emprendimiento.


El calendario del día fue compacto, denso y variado, por ello fue necesario que el evento empezase a primeras horas del día. Así que a las 9.00 de la mañana las puertas de este edificio emblemático de Madrid se abrieron al público, expectante de lo que en pocos minutos se convertiría en una olla a presión de ideas, proyectos, propósitos y pensamientos de negocio.

Después de recoger la credencial que me facilitaba el acceso al recinto, me encontré en un lugar bullicioso,  trepidante, frenético, cuyo ritmo se hacía patente en el ir y venir de las mujeres que allí se congregaban. Historias personales únicas e irrepetibles que accedían al evento con las esperanzas puestas en lograr las herramientas necesarias para conseguir poner en pie sus proyectos. Y para ello, que mejor referente que todos aquellas mujeres profesionales que con su voz y sus historias daban alas a las decenas de profesionales, madres, estudiantes o directivas que necesitaban escuchar sólo un palabra: Inspiración.


Y el día transcurrió con ejemplos de emprendedoras tenaces y, en ocasiones audaces, que contaron sus experiencias profesionales y también personales. Este fue el caso Carina Szpilka, la primera de las ponentes, CEO de ING que lanzó un mensaje positivo pese a la complicada coyuntura económica que atraviesa el país. “España es un país lleno de talento -dijo- con empresas punteras en sectores muy relevantes”.

Szpilka aseguró que la clave para alcanzar cualquier meta se encuentra en nuestra capacidad de transformación. “Tenemos que desaprender lo que ha dejado de funcionar porque el mundo está cambiando. Tenemos que perder el miedo a la innovación”, insistió.

Tras la ponencia inaugural, varias directivas, moderadas por el presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, contaron en primera persona su experiencia profesional.

“El trabajo en equipo es un ingrediente que hay que cuidar para que cada uno saque lo mejor de sí mismo", dijo Belén Frau, Directora General de IKEA Ibérica. Si a eso le sumamos esfuerzo, equilibrio y entusiasmo, la receta será perfecta.

De entusiasmo, pasión y trabajado duro habló también  Concha Canoyra, Directora General de la Universidad Camilo José Cela. “Todos necesitamos algo por lo que luchar, pero es elemental rodearnos de gente que nos aporte" explicó.


Emma Fernández, Directora general de Indra, hizo hincapié en buscar los aspectos positivos de cada experiencia. “Para crecer tienes que centrarte en las fortalezas y desarrollarlas al máximo", explicó.

Todas las participantes que se dieron cita en el evento mantienen una característica común, son profesionales que ocupan puestos de relevancia dentro importantes empresas. Todas ellas ofrecieron a las asistentes su visión de lo que les supuso llegar a conseguir ese estatus, tanto en el terreno laboral como en el terreno personal y familiar. Siendo un ejemplo para los centenares de mujeres que se dieron cita en el madrileño circo Price.

Y es que el perfil de la mujer emprendedora en España es muy variado, algo que ha tenido en cuenta Womenalia, poniendo a disposición de las mujeres, uno de los sectores de la población más azotados por la crisis, servicios, productos o contactos para que puedan alcanzar sus metas profesionales sin renegar de sus proyectos de vida personal mediante la creación de esta red social de Networking.

Y teniendo en cuenta el auge de la filosofía del emprendimiento femenino, que según el último  informe de GEM (Global Entrepreneurship Monitor), que analiza la creación de empresas, indica que la tasa de actividad emprendedora femenina empieza a repuntar después de una importante caída al inicio de la crisis. Womenalia ha cruzado el charco y empieza su  internacionalización mediante la aportación de un un millón de euros de inversores privados para expandir  la red social dedicada al networking para mujeres profesionales. La entrada de nuevos socios inversores permite llegar Nueva York en las próximas fechas y continuar en el mercado de América del Sur, especialmente en Colombia, Perú y México.

El objetivo de la compañía es ambicioso, quiere convertirse en la mayor red mundial de mujeres profesionales. Otra de las metas es alcanzar el break even a finales de 2013 en la cuenta de resultados del proyecto en España, con una facturación que prevén que alcance el millón de euros.

Esta red profesional se ha convertido en una herramienta necesaria para que las mujeres consigan desarrollar sus proyectos informando, entre otras cosas, sobre las ayudas necesarias para que puedan  financiar y llevar a cabo sus negocios, como alternativa laboral en esta época en la que el autoempleo se ha convertido en una salida para muchas de ellas.

Facilitándoles información sobre las diferentes modalidades de ayuda como es el caso de subvenciones a fondo perdido, pago único o capitalización del desempleo, financiación bonificada, las líneas que ofrece el Instituto de Crédito Oficial (ICO),  los microcréditos o las líneas de crédito para emprendedores y creación de empresas que ofrecen algunos bancos, en ocasiones en colaboración con sociedades de garantía recíproca, ayudas al autoempleo femenino, ayudas sectoriales o ayudas al desarrollo rural, entre otras.

Pero queda mucho camino por recorrer, y aunque las mujeres cada vez tenemos mayor incidencia y participación en la creación de empresas, todavía en nuestro país, entre el 2000 y el 2010, la tasa de emprendimiento masculino fue superior al femenino y en particular para el año 2010 por cada 100 hombres emprendedores había sólo 57 mujeres.

Son necesarias plataformas de networking que faciliten a las mujeres herramientas para conseguir que los porcentajes de emprendimiento entre mujeres y hombres se equiparen y aumente la creación de negocio. Y qué mejor herramienta que esta red social para conseguirlo y expandirlo fuera de nuestra fronteras. Después del Inspiration Day... queda la internacionalización del proyecto


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada