miércoles, 9 de octubre de 2013

Socialnest o el fomento del emprendimiento basado en la sostenibilidad social y ambiental

El próximo 10 de noviembre se cierra el plazo para que los emprendedores sociales que deseen se puedan inscribir en la tercera convocatoria de apoyo a este tipo de emprendimiento puesta en marcha por la incubadora valenciana Socialnest. Esta asociación sin ánimo de lucro, pionera en España, cuenta con una comunidad de emprendedores, profesionales, empresas, universidades y escuelas de negocio comprometidos con mejorar nuestra sociedad y el mundo, aportando sus conocimientos y experiencias para ayudar a los emprendedores sociales a poner en marcha sus empresas sociales.


El emprendedor social se caracteriza por tener por un lado “el temperamento incansable, la visión, la determinación y los métodos pragmáticos, orientados a resultados de los emprendedores de negocios (que son capaces de transformar industrias enteras), con las metas y calidad ética de los granos reformadores sociales (que son capaces de lograr importantes adelantos en el campo social)”, según una definición de Ashoka, organización mundial que da apoyo a los emprendedores sociales para fomentar la transformación social.


La principal diferencia entre un emprendedor de negocios y un emprendedor social es que el objetivo del primero es el beneficio económico, mientras que el emprendedor social tiene por motivación el cambio social. Dos componentes que también persigue el emprendedor social es la sostenibilidad social y ambiental de su proyecto, asociado a un componente ético muy fuerte.

Socialnest debe su razón de ser a su fundadora Margarita Albors y nace con la misión de crear un ecosistema de impulso y apoyo al emprendimiento social  en el que cualquier persona encuentre su manera de contribuir a la construcción  de un mundo mejor. Por ello, una de las actividades fundamentales de la organización es el desarrollo de programas de apoyo a emprendedores sociales, para desde fases iniciales, ayudarles a la exitosa puesta en marcha y consolidación de sus empresas sociales.
Foto cedida por Socialnest

María Muñoz de Prat, Portavoz de Socialnest - Incubadora de Empresas Sociales-, nos habla del origen de esta asociación "la presidente de Socialnest Margarita Albors, después de años viviendo en Estados Unidos, observó el gran vacío que había en España de creación de proyectos relacionados con el emprendimiento social. Socialnest es más que una incubadora social.  En estos momentos estamos intentando desarrollar una comunidad de emprendimiento social a través de campañas de sensibilización y para conseguirlo queremos empezar a trabajar con el sector educativo y con empresas que estando ya en funcionamiento quieran convertirse en proyectos sociales"

Las áreas en las que se han enmarcado los problemas sociales o medioambientales a los que dar respuesta a través del proyecto son: educación, jóvenes y empleabilidad, envejecimiento, salud y alimentación saludable, desarrollo local y comercio justo, inclusión social: vivienda social, igualdad de género. Sostenibilidad medioambiental: energía sostenible, reciclaje, movilidad sostenible.  María Muñoz indica que "nuestro objetivo último es conseguir promover unos valores que lleven al emprendimiento social. Nos diferenciamos del resto de incubadoras en que nosotros después de comprobar que el proyecto es viable, es decir, que la idea es innovadora y tiene un impacto social, asumimos el desarrollo del mismo en sus etapas más iniciales. Hasta el momento hemos apoyado quince proyectos".

En esta nueva campaña de promoción de proyectos sociales, pueden inscribirse todas aquellas personas que sean mayores de 18 años, español o extranjero residente en España (aunque los proyectos pueden estar destinados a otro país) y ser un emprendedor/a individual o un equipo (representado por el  líder del proyecto).
Foto cedida por Socialnest

A través de un completo plan de formación,  de más de 100 horas impartidas por ESIC Business&Marketing School y por Socialnest, a través de formadores expertos en áreas como estrategia, márketing o finanzas y emprendimiento social, el participante recibirá un diploma acreditativo expedido por ESIC y Socialnest de haber recibido dicha formación. Además, un coaching acompañará y guiará al alumno durante el programa a través de más de 300 horas de apoyo para ayudarles a poner en marcha o consolidar su empresa social. También existe un apoyo grupal, integrado por personas que tienen las mismas inquietudes y que se acompañarán durante el complicado camino de emprender.

El objetivo de Socialnest es conseguir la mayor visiblidad posible del proyecto que cada emprendedor ha desarrollado y para ello, la organización facilitará una difusión periódicamente a través de nuestras redes sociales,  medios de comunicación etc.

María Muñoz indica que "en la actualidad, Socialnest está fomentando las relaciones internacionales con países como Estados Unidos, India o México en la búsqueda de emprendedores sociales. En esta línea, el perfil que se acerca a nuestra asociación es variado, no sólo son personas con carreras universitarias, porque nuestra prioridad es conseguir que personas con cualquier tipo de formación consigan llevar a cabo sus proyectos de carácter social".

Esta tercera convocatoria de Socialnest fomenta el sistema red- red de contactos a nivel nacional e internacional que incluye a emprendedores, emprendedores sociales, empresarios, mentores, inversores, profesionales del sector social. También ayuda en la búsqueda de financiación, facilitando el contacto de los emprendedores con organizaciones, entidades o personas que puedan ofrecerte financiación para llevar a cabo el proyecto.

La apertura de Espacio Oficina, situado en Valencia, facilita un lugar donde los diferentes emprendedores puedan trabajar en su proyecto, rodeado de personas emprendedoras e inquietas como tú.

Finalmente la asociación facilita, al finalizar el programa, que el emprendedor pueda pertenecer al Alumni Program de Socialnest tras finalizar la incubación, facilitándoles una serie de servicios de seguimiento y apoyo al proyecto, como formación, asesoramiento, visibilidad y adhesión a nuestra red de contactos donde se fomentan e intercambian experiencias entre emprendedores sociales.

Muñoz de Prat afirma que "el emprendimiento social es una práctica que ha ido creciendo en los últimos años. Es una alternativa porque hace que cada empresa sea sostenible".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada