viernes, 25 de enero de 2013

Lanzadera: la empresa privada con los emprendedores


A principios de esta semana aparecía en las redes la publicación del Proyecto Lanzadera, impulsado por Juan Roig, propietario de la cadena de supermercados Mercadona, a través del cual el empresario pretende ayudar a emprendedores eficientes, que aporten valor e implanten un modelo empresarial sólido basado en el trabajo productivo, el esfuerzo y el liderazgo

Para ello, Lanzadera realizará convocatorias anuales en las que pondrá a disposición de los futuros emprendedores, un total de 15, los recursos formativos, económicos y estructurales necesarios para  aquellos que presenten un proyecto empresarial innovador.



El perfil del futuro empresario debe ajustarse a los siguientes a una serie de valores imprescindibles para que el proyectos llegue a buen puerto, que son:

-Capacidad de liderar proyectos empresariales en los que todas las decisiones pasan por pensar todos los días en cómo satisfacer al cliente, y están enfocadas al medio y largo plazo.

-Disposición para desafiar convencionalismos existentes, asumiendo los riesgos que esto conlleva.

- Ser capaces de buscar oportunidades donde otros no las ven.

- Aptitud para generar entusiasmo, movilizar e implicar a otros en sus proyectos.

- Y, por último, aportar su talento y liderazgo para generar riqueza al conjunto de la sociedad.


La duración estimada del programa es de 12 meses y el desarrollo de los proyectos se llevarán a cabo en el Centro Emprendedor que Lanzadera tiene en la calle Serpis nº66-68 de Valencia. Junto a la Universidad Politécnica y el Campus de Tarongers de la Universidad valenciana. El Centro Emprendedor de Lanzadera dispondrá de un espacio de 1.100 metros cuadrados de superficie con todas las instalaciones necesarias para poder poner en marcha sus iniciativas empresariales.

Además de la financiación del proyecto, hasta un máximo de 200.000 euros en función de las características de cada iniciativa y de la consecución de los hitos concretos, el Programa Lanzadera ofrecerá a sus participantes 3.000 euros para la constitución de una Sociedad Limitada; formación personalizada, a través de cursos y seminarios multidisciplinares y a medida; asignación de tutores y mentores que asesorarán a cada emprendedor sobre la mejor forma de abordar su proyecto; gestoría de apoyo; posibilidad de obtener una ronda de inversión con capital semilla para aquellos emprendedores que concluyan el programa con éxito; posibilidad de Net-Working con el resto de emprendedores y proyectos, así como con la red de contactos de Lanzadera; y transferencia de los conocimientos de los fundamentos de un modelo empresarial contrastado.

Este anuncio por parte del propietario de Mercadona Juan Roig del proyecto Lanzadera ha ocasionado un revuelo informativo y mediático enorme, pero hay que indicar que existen otras muchos grandes compañías que están apostando por ayudar a las pymes y a nuevos emprendedores. La razón de este creciente interés por partes de las grandes sociedades es doble. Por un lado, la gran empresa disminuye su coste de inversión en I+D, porque con este tipo de iniciativas estimulan a las startup a ir investigando por su cuenta y ellos sólo tienen que comprar las ideas que funcionan o que van a funcionar y, en segundo lugar; consiguen que los proyectos se acerquen a ellas, evitándose tener que realizar una prospección del mercado.

A su vez, los emprendedores también se benefician de esta política de ayudas privadas, obtienen la financiación, la formación y la tecnología necesarias para desarrollar o consolidar el proyecto, y consiguen visibilidad tanto ante el mercado como frente a posibles inversores.

En el tema de las ayudas económicas por parte del Estado, hay que recordar que El Gobierno se comprometió el pasado verano a realizar cambios en la Ley para emprendedores y además anunció la puesta en marcha del proyecto la Empresa Nacional de Innovación (Enisa), que aportará este año cerca de 100 millones al apoyo de las pymes, cofinanciará junto con socios inversores seleccionados a empresas de reciente creación a través de préstamos.

Pero para que estas ayudas públicas consigan llegar a los emprendedores es necesario que la Administración mejore los canales que gestionan estas subvenciones, agilizando los trámites de solicitud y concesión de ayudas y favoreciendo que los emprendedores sean dueños de esas aportaciones lo antes posible.

Por último os comunico que la Unión Europea también posee un portal dedicado a las Pymes, a través de cual podréis informaros de cualquier duda que os surja para llevar a cabo cualquier proyecto profesional fuera de nuestras fronteras.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada